Postura Educadores Paysandú sobre propuesta de la Dirección General 2021

0
349

Postura Educadores Paysandú sobre propuesta de la Dirección General 2021

El equipo de educadores de la ciudad de Paysandú entiende necesario, para comenzar a explicar la situación presentada desde la Dirección General, ubicarla en el contexto político de nuestro país, para no tomarla como una situación aislada, cuestión que se cree, todos y todas tenemos claro a esta altura de las circunstancias.

En primer lugar explicitar que la Resolución (amparada dentro de la Ley de Urgente Consideración), de eliminar los Consejos en Educación, que desde su creación en 1918, solo se desconocieron en nuestro país en el periodo de la dictadura entre los años 1973 a 1984.

¿Por qué hacer referencia a esta situación de ruptura del Estado de Derecho? Porque desde que asumió este gobierno de coalición ha sido nefasta en todo sentido, muestra especialmente en lo que tiene que ver con educación y los Derechos para toda la población, generar un proceso institucional anti-participativo, antipluralista y por ende antidemocrático. Desconocer los Consejos en Educación, es construir un gobierno de la educación sin sus verdaderos protagonistas, romper con el sentido de participación y construir una jerarquía dentro de la estructura organizacional, totalmente vertical y autoritaria. Y esta nueva estructura a semejanza a aquel gobierno dictatorial, pretende borrar y por ende desconocer todo acuerdo realizado y resoluciones tomadas dentro de una estructura (que a pesar de sus contradicciones y críticas que se le pudieran realizar, permitía colocar la voz de losdiferentes actores institucionales dentro del sistema educativo técnico profesional). Pero además, desconocer acuerdos alcanzados en instancias de negociación colectiva es otra señal muy clara de autoritarismo.

Es así que esta lógica dictatorial, gira también en torno a la idea de fragmentación social, “separatista”, de alguna manera en marcar las fronteras de quienes pueden o no estar dentro de la ciudadanía con derechos y quienes al decir de R. Castel, son “inútiles para elmundo”, los descartables. Influye de alguna manera a la “legalización”, la “aprobación oficial” de la “aporofobia” al decir de Adela Cortina, que no hace más que construir una sociedad de los “elegidos” por parte de quienes se creen elegidos para elegir quiénes son y quiénes no deben ser jamás, parte de la sociedad uruguaya.

Estas acciones tomadas por la dirección general, van en concordancia con el desmontaje que se está haciendo llevando adelante en el Ministerio de Desarrollo Social con los ETAF, UCC, los equipos técnicos de violencia intrafamiliar, etc, etc.
En nuestro subsistema ya viene siendo reestructurado en las funciones de las adscripciones, de la Unidad de Alfabetización Laboral, entre otros, por tanto esta decisión de desestructuración de los equipos de educadores/as, está enmarcado en una lógica de política autoritaria y de marginalización social.

Y basado en lo antes mencionado es que la dirección general pretende borrar de un solo movimiento las resoluciones que hacen al rol del educador de FPB vigente en laResolución EXP. 6247/12- Res. 2440/12- ACTA No 104, de fecha 3 de octubre de 2012​, que establece que la distribución de las horas de Educador responde a:

-Hasta 40 estudiantes: 20 horas
-De 40 a 60 estudiantes: 30 horas
El mínimo a asignar siempre será de 20 horas.
Otro punto de esta resolución define como funciones del Educador de FPB:
a) La promoción del vínculo educativo y proceso de integración a través de espacios personales y grupales, priorizando aquellos estudiantes con riesgo de desvinculación educativa.
b) Participación en los espacios de trabajo conjunto con otros actores educativos(espacios docentes integrados, reuniones de equipo de educadores) del Centro y de la comunidad.
c) El trabajo con las familias (entrevistas, talleres, encuentros en los hogares y en los Centros Educativos) y la comunidad (coordinación con nodos educativos, coordinación y acompañamiento para el acceso a servicios o actividades, entrevistas).
d) El aporte a la construcción del proyecto educativo individual, apuntando a la continuidad educativa y consolidación de la identidad del estudiante como tal.
e) Generación de estrategias colectivas para potenciar los procesos educativos de los estudiantes.
f) Enriquecimiento de la oferta educativa a partir de la selección de contenidos que emerjan del grupo, de la iniciativa del Educador u otro actor educativo.
g) Promoción de una circulación social amplia y el acceso a los bienes de la cultura. h) Habilitación de espacios de iniciativa, protagonismo y participación de los estudiantes.
i) Trabajo para la apropiación por parte de los estudiantes de las reglamentaciones previstas para los estudiantes de la Enseñanza Media.
j) Realización de un Proyecto de Trabajo Educativo anual con el equipo de Educadores del Centro, que estará en consonancia con el proyecto del Centro si éste se realiza. Este proyecto se presenta a la Dirección Escolar la sexta semana luego del inicio de las actividades con el grupo.
k) Registra y completa el Sistema de Seguimiento y Evaluación del FPB a nivel de sus grupos de referencia.
También establece que su función no se basa sobre la atención a los emergentes y demandas de los demás actores institucionales, sino que planifica y sistematiza su acción. Su tarea es educativa, y como tal atiende las principales variables que inciden en el sostenimiento del estudiante. El énfasis está puesto en la intervención y su sistematización.

La propuesta que hace el Director General de UTU

  1. restricción de 10 horas cada 40 estudiantes de FPB
  2. restricción de 10 horas cada 30 estudiantes de FPB atendiendo emergentes de estudiantes de CBT

Se considera que:

1. De acuerdo a la Resolución y al trabajo desarrollado desde 2008 es imposible desarrollar las funciones estipuladas de trabajar con 40 estudiantes en 10 horas semanales que reditúan 2 horas diarias a la semana, en un cálculo de la disposición del tiempo a cada estudiante le corresponde 3 minutos de atención. Esto sin tomar en cuenta la necesaria articulación de trabajo con la familia, los adscriptos, los docentes, otras instituciones del Estado que hacen al sostén de la trayectoria educativa de los estudiantes.

Además, un cargo de 10 horas semanales que atienda 40 estudiantes implicaría un trabajo con al menos 2 grupos y la participación del educador en los espacios de docencia integrados de éstos; lo que significa que a la carga horaria semanal de atención socioeducativo le correspondan sólo 7 horas 20 minutos.

2. La segunda propuesta de tomar 10 horas cada 30 estudiantes de FPB màs los emergentes de CBT es engañosa, pues en lugar de reducir estudiantes se aumenta la cantidad de los mismos, quedando abierto al número de situaciones emergentes que sucedan y a la discrecionalidad de la autoridad competente en ese momento, en definir lo que se entiende por emergente. Por otra parte queda muy claro, de acuerdo a la resolución que se menciona en párrafos precedentes, que la función del educador no es abordar emergentes de los demás actores institucionales, sino que se trabaja sobre una planificación.

Teniendo en cuenta lo planteado anteriormente, el Equipo de Educadores de Paysandú considera fundamental para seguir desempeñando el rol adecuadamente continuar con la relación entre la cantidad de horas en función del número de estudiantes que expresa la Resolución vigente EXP. 6247/12- Res. 2440/12- ACTA No 104, de fecha 3 de octubre de 2012.

Se entiende que aceptar la propuesta planteada por la Dirección General de Educación Técnico Profesional es retroceder en derechos conquistados y una pérdida significativa de la fuente laboral, que afecta a más del 50 % de los educadores que actualmente se encuentra desempeñándose en funciones de los distintos centros educativos.

También se considera un atropello por parte de la Dirección General, resolver de forma unilateral postergar sin fecha prevista la elección de horas del área 274, lo cual atenta contra los derechos de salud, empleo y salario de los educadores.

También se entiende, sumado a lo anteriormente expresado, que la restricción de horario a dos horas por día semanales del trabajo pedagógico del educador, además de no permitir casi ninguna acción en su rol con sujetos que han sido vulnerados por la injusticia social, atenta contra la calidad y equidad en la educación. En ello, otro de los aspectos que no se ha tomado en cuenta como parte de la realidad educativa actual, es el contexto de pandemia en que vivimos, donde se hace imprescindible profundizar acciones para fortalecer el acompañamiento a los/las estudiantes. Uno de los instrumentos metodológicos que implementa y desarrolla desde el año 2015 el Sistema de Protección de Trayectorias

Educativas de ANEP (Resolución del CODICEN N 80 Acta 95 del 2 de diciembre de 2015)

avalado en ser casi único en América Latina al ser una herramienta de trabajo a través de la

cual sistematizar estrategias “en favor de garantizar la protección y continuidad de las

trayectorias educativas de todos, todas y cada uno/a de los niños, niñas y adolescentes a lo 1​

largo de las distintas etapas que ​componen sus trayectorias educativas”
En tal sentido y volviendo al contexto de pandemia, múltiples son los análisis desde la academia a nivel nacional como del mundo, que hacen especial énfasis en afectaciones negativas a nivel económico, social y cognitivo debido a la suspensión de clases y que desfavorecen procesos de aprendizaje. Lo que hace necesario se inscriban mayores y mejores prácticas de acompañamiento a las trayectorias educativas, que por ende es imposible de llevar a cabo en la formulación presentada a educadores en el Área 274, por la Dirección General de UTU.
En tal sentido durante el año 2020, un año marcado por los efectos de una pandemia donde la virtualidad implicó generar múltiples estrategias desde lo educativo, el equipo de educadores de Paysandú implementó y sostuvo una diversidad de canales de comunicación entre los ​estudiantes, familias, docentes, equipo institucional e instituciones de la comunidad, con el objetivo primordial del sostenimiento del vínculo entre estudiante e institución.

1En documento: Orientaciones para la implementación de estrategias de acompañamiento a las trayectorias educativas de los grupos priorizados en FASE II del Sistema de Protección de Trayectorias Educativas -2019-

Dicha comunicación fluida no solo tuvo el propósito de acercamiento de las propuestas educativas, con un sentido de fortalecer la motivación en este escenario configurado desde la virtualidad, sino también con un fin de construir respuestas y redes que apunten a atender necesidades que surgen y/o se agudizan en esta situación de crisis sanitaria. A raíz de estas prácticas se visualiza que al retornar a la presencialidad permanece la demanda de que el educador esté disponible en todo momento, lo que provoca que los límites de los horarios de trabajo establecidos sean difusos y conlleven al trabajo extra no contemplado. Siendo así y con una reducción de la carga horaria, tal como lo plantea el Director General, se acentuaría este trabajo no remunerado e iría en detrimento de la calidad de la educación. La distribución horaria en función de la cantidad de estudiantes establecida en la resolución vigente no corresponde a una lectura improvisada del desempeño de las funciones del rol del educador, sino que responde a decisiones técnicas basadas en el análisis cuidadoso de las variables que componen la demanda de la existencia del perfil (características del plan FPB 2017, población objetivo, equipo de trabajo, espacios EDI obligatoria) .

Vale decir, que en cumplimiento de las funciones referidas al perfil por ​Resolución EXP. 6247/12- Res. 2440/12- ACTA No 104, de fecha 3 de octubre de 2012​, el Equipo de Educadores de Paysandú, así como otros tantos a nivel nacional, está conformado por un grupo de técnicos profesionales de un soporte multidisciplinar, formados en campos disciplinarios, Psicología, Trabajo social, Educación Social, Magisterio, Educación Física. Finalmente, decimos que el equipo de educadores de la ciudad de Paysandú mantiene firmemente la postura de que no es con recortes de horas de agentes de educación encargados (específicamente de contribuir se garanticen derechos educativos y sociales), que se avanzará a constituir la democratización y cohesión social para un mejor futuro de las nuevas generaciones y el conjunto de la sociedad en la que vivimos.

Desde tiempos históricos nuestra querida UTU, que hoy al cumplir 100 años se enmarca al decir de la comunidad educativa en el grado que trasciende a un “Sentimiento”, ha sido concebida en constitución de ofrecer diversas posibilidades educativas a adolescentes y jóvenes en orientación de un porvenir laboral y que a lo largo del tiempo ha logrado en la contemporaneidad acercarse grandemente al mundo de lo tecnológico, acción que ha sido construida en el cuño y arduo trabajo de la gestión de un sinnúmero de inspectores, directores, docentes, talleristas, adscriptos, educadores, familias de la sociedad uruguaya, en un subsistema educativo único y orgullo de nuestro país.

Lucía Monegal , Marcela Tejeda , Liliana Debali

María Noel Mussio , Ana Pérez , Rosina Mannise

Laura Roca ,Carol Àlvarez, Víctor Dántaz ,Natalia Tonarelli, Cecilia Ramirez