28/11/20 Declaración del Consejo Nacional a partir de un trabajo realizado en Salto

0
105

Montevideo, 28 de noviembre de 2020.

El Consejo Nacional de AFUTU toma como insumo el documento realizado por los trabajadores de UTU Salto y declara:

a) No sorprende que, en el marco de la  Ley 19.889 (LUC) se envíe una propuesta centralizada, vertical e inconsulta, centralizada desde CODICEN, con exclusión del Consejero Electo por los Docentes, sin consultar ATD ni CSEU y desconociendo la especificidad de los subsistemas para tomar decisiones técnico – pedagógicas y administrativas; vertical como mandato gerencial. Plantea el tema de las inequidades como un problema educativo, a lo que decimos que la educación refleja las inequidades socioeconómicas que existen en el seno de la sociedad. Para solucionar estas inequidades, se prevé una reforma de organización y de la currícula, inconsulta, vertical y con visos  autoritarios. Se propone transformar el diseño y la gestión institucional “profesionalizando” pero no se aclara qué implica dicha transformación.

b) Que ya en la presentación (punto 1) se propone abordar «el problema» desde adentro de las instituciones, recayendo una vez más en los docentes y estudiantes la responsabilidad de todo lo que acontece y no acontece en el hecho educativo. Nuestro colectivo sostiene que hay factores estructurales, externos a la educación que la determinan y condicionan. Es ya un discurso recurrente de quienes defienden el modelo neoliberal de no hacerse cargo de los daños estructurales que éste produce. Al modelo agresivo, competitivo y excluyente se lo propone solucionar de forma fragmentada.

c) Se proponen «proyectos educativos situados» fomentando una vez más la fragmentación del sistema educativo nacional, que ya desde el III Congreso Nacional de Educación, resolvimos fuera unificado. Nos oponemos a la formación de guetos en educación.

d) Se utilizan conceptos como «resultados educativos», «optimizar la organización», «liderazgo», «gestión de los centros» todos términos del mundo empresarial que introducen la concepción de la educación como empresa. El lenguaje no es aséptico, está cargado de intencionalidad.

e) Plantea fortalecer la autonomía cuando lo que propone es la fragmentación de la currícula, el documento propone «…En este nuevo modelo de centro, la autonomía se ejerce en la elaboración, implementación y evaluación del proyecto institucional con la participación democrática, activa y responsable de todos los actores de cada comunidad educativa…» Nada más alejado a nuestra concepción de autonomía.

f) Desde el punto de vista laboral, nos preocupa el carácter inconsulto en la modificación de las relaciones laborales. Los docentes que no tengan más opciones, se verán atados a trabajar durante 3 años y adhiriendo a un proyecto de centro que probablemente no compartan, so pena de ser penados por las direcciones (sub evaluados en los informes). Sostenemos que la estabilidad laboral y la permanencia en las instituciones se resuelven con decisiones políticas de ampliar la propuesta educativa pública estatal y de asignaciones presupuestales acordes.

g) Analizamos con preocupación la creación de las nuevas figuras pedagógicas en la institución: el coordinador de enseñanza, el coordinador de actividades y participación, el profesor de tecnología e innovación. ¿Quiénes accederán a esos cargos? ¿Qué perfil? El cómo parecería estar resuelto en la elección de horas (punto 5.2 del documento).

h) Vislumbramos recortes en horas docentes correspondientes a perfiles de apoyo y andamiaje, como ser Plan de integración UAL, Retenes de deporte y recreación y educadores, pero en este proyecto se proponen 30 horas, 20/30 horas y 15 horas, respectivamente. Tememos que el recorte que se hace sea para reorientar los recursos hacia éste proyecto u otras propuestas que puedan venir. Lo más preocupante es la cooptación de los docentes por vía de la necesidad de mantener la fuente laboral.

i) También nos preocupa la participación de las «asociaciones de padres» que no es lo mismo que la participación de las familias (punto 3.5) El rol activo de estas asociaciones que reivindican la educación que ellos desearían para sus hijos y la elección de los docentes para «educar» a sus hijos en los valores que ellos desean (para más detalles ver proyecto de ley de educación sexual) nos parece peligrosísimo. Se cuelan en la enseñanza pública estatal cuando el Estado debe ser garante de la enseñanza para todos.

j) También nos preocupa la introducción de la figura del «tallerista» como actor institucional y a cargo de estudiantes. No queda claro cómo será la convocatoria de esos trabajadores, el mecanismo de asignación de horas nobel contrato laboral.

Se vota por UNANIMIDAD. Esta declaración se difundirá en carteleras en las escuelas, página web y redes sociales. Será la postura del sindicato ante la CSEU y ANEP.